Quiénes son Mario Abdo y Efraín Alegre

Un empresario e hijo de un jerarca stronista se enfrenta a un ex ministro de Lugo con una amplia trayectoria liberal. Estos son los perfiles de los dos principales candidatos a la Presidencia de la República.

Mario Abdo Benítez


 

Con 46 años de edad, Mario Abdo Benítez busca ser presidente de la República con la Asociación Nacional Republicana, un partido en el cual empezó a militar de adolescente. Hijo de un jerarca stronista y empresario del área de la construcción devenido en senador, Marito se erigió como la principal figura de la disidencia colorada durante estos últimos cinco años y logró imponerse al precandidato presidencial oficialista, Santiago Peña, en las internas coloradas de 2017.

 Nacido el 10 de noviembre de 1971, Marito estudió en el colegio San Andrés y a los 16 años fue a vivir solo en Estados Unidos. Estaba fuera del país cuando cayó la dictadura. En 1995 se recibió en licenciado en marketing en la universidad de Teikyo Post University, Connecticut, en Estados Unidos. También recibió formación de las Fuerzas Armadas en Paraguay, donde obtuvo el título de Sub-Teniente de Aviación de Reserva y a su vez fue nombrado paracaidista militar.
 
Como parte de su trayectoria empresarial estuvo primero como presidente del directorio y luego como socio gerente de la empresa Almacenamiento y Distribución de Asfaltos SA Aldia SA. En el 2015, el ministro de Obras Públicas denunció que la firma trabaja con la cartera de Estado desde el 2008 y facturaba unos dos millones de dólares anualmente.

“Yo no soy el hijo de… Soy Marito”, repitió varias veces a lo largo de su campaña. Su legado familiar sirve como una elegante carta de presentación en amplios círculos del Partido Colorado, así como también es una pesada carga en otros ámbitos ciudadanos e independientes. Su padre, Mario Abdo Benítez, fue el secretario privado del dictador Alfredo Stroessner y una de las personas más poderosas del régimen que durante 35 años asesinó, violó derechos humanos y exilió a opositores e intelectuales del país. Si bien es cauto en sus declaraciones ante medios de prensa, en varios actos partidarios alabó la dictadura.

Este periodo legislativo, que se inició en el 2013, es la primera experiencia legislativa para Mario Abdo, quien al principio se mantuvo con un perfil bajo en la Cámara Alta. No obstante, rápidamente se colocó como uno de los principales disidentes dentro del Partido Colorado. En el 2015 fue candidato a presidente del Partido Colorado y perdió ante Pedro Alliana, delfín del cartismo. Tras su derrota, fue electo presidente del Senado, cargo que ocupó hasta el 2016. En el 2017 fue una de las principales figuras políticas que se opusieron a las intenciones reeleccionistas de Horacio Cartes.


Efraín Alegre




De todos los candidatos a presidente, es quizás el que tiene las más cargada trayectoria política. Desde presidente de la Juventud Liberal, hasta diputado, senador y ministro. Ni siquiera es la primera vez que busca ser presidente de la República. Efraín Alegre nuevamente busca encabezar una alianza política para hacerle frente a la ANR en las elecciones generales. Con enemigos adentro y fuera del partido, es el actual presidente del PLRA y en el 2017 fue uno de los líderes de la oposición para evitar una enmienda constitucional que introduciría la figura de la reelección presidencial.

Nació el 18 de enero de 1963 en San Juan Bautista, Misiones, en el seno de una familia de 12 hermanos, luego de terminar sus estudios secundarios Efraín se mudó a Asunción para ir a la universidad. Se recibió de abogado en la Universidad Católica “Nuestra Señora de la Asunción” y cuenta con maestrías y especializaciones en la Universidad Nacional de Asunción, la Universidad de Granada, España, y la Universidad Austral de Buenos Aires.

Su carrera política empezó temprano, en la Juventud del Partido Liberal. Fue juez y coordinador de los Juzgados de Falta de la Municipalidad de Asunción y luego secretario general de la Gobernación de Central. Fue diputado y en el 2008, senador electo. Pidió permiso para asumir como ministro de Obras Públicas y Comunicaciones del gobierno de Fernando Lugo. Su gestión en el MOPC es vista por él como un logro, debido a la cantidad de obras y la duplicación de la ejecución presupuestaria, mientras que sus detractores advierten que fue denunciado por millonarias irregularidades durante su administración. A pesar de las denuncias, nunca fue imputado por la Fiscalía.

En junio de 2011 fue destituido del cargo junto a Rafael Filizzola, entonces ministro del Interior. Un año después, votaría a favor del juicio político a Fernando Lugo. En el 2013 lideró alianza formada por el PLRA, el Partido Democrático Progresista (PDP) y otros, con apoyo del Unace. Fue derrotado por Horacio Cartes. Alegre obtuvo 889 mil votos y perdió por más de 200 mil más de su contrincante.

Tras la derrota no pasó mucho tiempo antes de que Efraín vuelva a activar dentro del Partido Liberal. En la tarde del 31 de marzo fue uno de los primeros dirigentes liberales en manifestarse en contra de la aprobación en el Senado de un proyecto de enmienda constitucional para la reelección presidencial. Acusó públicamente a José Ortíz, gerente tabacalero del Grupo Cartes, de haber ordenado a la Policía que ingrese al local del PLRA en la madrugada del 1 de abril, cuando un agente disparó a quemarropa y mató al dirigente juvenil Rodrigo Quintana. Esto le valió una querella por calumnia de Ortiz.