Un candidato está favor del impuesto a la soja y el otro en contra

El impuesto a la exportación de granos de soja es impulsado por ciertos sectores del Congreso y rechazado por otros. Mientras Abdo Benítez afirma que el nuevo tributo puede dañar la economía, Alegre sostiene que es necesario para aumentar la recaudación.

Consultado sobre su postura en relación al impuesto a la soja, Mario Abdo Benítez contestó por escrito lo siguiente: “Un impuesto a la soja puede impactar de manera negativa a toda la economía y también afecta el clima de inversiones en nuestro país. Lo que sí debemos hacer es aumentar los controles a ese sector y verificar sí todos los productores están dentro del sistema formal”.

En ese sentido, aseguró que el principal problema del sistema de administración tributaria es la evasión de impuestos. Al respecto, indicó que es necesario utilizar toda la tecnología disponible para perseguir este delito. “Hoy no puede ser que no exista una interconexión entre Aduanas, Hacienda e IPS, por citar las más relevantes”, expresó y también anunció que revisarán las exoneraciones fiscales que reciben algunas industrias.

No se pueden crear impuestos específicos para desincentivar un producto”, sentenció el candidato colorado a la Presidencia.


A FAVOR

En contrapartida, el candidato de la Alianza Ganar manifestó de forma tajante estar a favor del impuesto a la soja. “A favor del impuesto (a la soja), sobre la base de crear una unidad especializada en la SET que calcule la productividad por hectárea, el rendimiento y la rentabilidad. Utilizando tecnología de avanzada”, contestó Alegre, al tiempo de mencionar que se pueden usar drones para calcular el rendimiento en toneladas por hectáreas.

“La unidad especializada debe utilizar tecnologías embarcadas aéreas o en las cosechadoras para calcular rendimientos y utilidades en forma objetiva”, indicó y agregó que es imperioso “evitar la evasión y los precios de transferencia, cruzando bases de datos de hacienda, banco central, aduanas, etcétera”.

De hecho, la bancada del Senado del Frente Guasu –principal aliado del PLRA en la alianza- fue la que presentó el proyecto de ley que busca gravar la exportación de soja. El polémico proyecto  fue aprobado en Senado de forma general, pero no en particular, por lo que quedó en el limbo.

Una reciente encuesta a cargo del Centro de Información y Recursos para el Desarrollo (CIRD) señala que el 59.5% de los encuestados está a favor del impuesto a la exportación de soja